Breve anotación sobre el existencialismo


Hay quienes entienden que con la modernidad, con el cogito cartesiano, se puso la primera piedra de las filosofías existencialistas. Y quienes así lo creen no dudan en catalogar este filosofar (existencial) de insolidario en el sentido de ser puramente subjetivo.

No creo que esto sea así; ni tampoco pienso lo contrario. Entiendo que el “cogito, ergo sum” nada tiene de existencial. Por cómo llega Descartes a él, y por su significado.

Primum vivere deinde philosophari. Esto es lo que la filosofería quiere pasar por alto. Lo que caracteriza al pensar existencial es su preocupación por el hombre pensate. O tal vez sería mejor decir que: el hombre que piensa se preocupa, en su pensar, reflexivamente; le preocupa su existencia. Esta preocupación nace del hombre (entendido como ser humano, hombre y mujer) y no del pensamiento. El método cartesiano, la duda, es una artimaña del pensar, mas no del hombre que piensa: Descartes. Es una duda artificiosa por la que el hombre Descartes queda sometido a la voluntad (el juego) del pensar.

En el “cogito, ergo sum”el hombre queda relegado a un tercer plano (por decir algo). Primero el pensamiento, luego la existencia. ¿Y el hombre? Incluso me he excedido. Ese “sum” no es otra cosa que “ser (pensante)”. Con lo que la frase nos queda así: “pienso, luego soy (algo) pensante”. El sujeto elíptico del “pienso” no es tan poco el hombre, sino un Yo ideal. Es el puro pensamiento. Pero es un pensamiento y nada más. Craso error. ¡Y qué ingenuidad llegar a pensar que de ahí pueda germinar un pensamiento existencial!

Quien piensa existencialmente no reniega de la razón. Lo caracteriza una conceptualización del mundo no reductora. Piensa, como no puede ser de otra manera, después de vivir, desde y sobre la vida, asumiendo su existencia y hasta sus contradicciones. Porque el hombre es primero pre-racional. Es a posteriori que decide construir ese palacio de cristal.

Y lo catalogan de insolidario, hasta de inhumano por egoísta.  Pero más inhumano me resulta ver cómo se despersonaliza a cada hombre, a cada ser humano, con conceptos generalizadores; ver cómo un hombre tal, con su vida propia, es desposeído de su nombre y su autonomía pasando a convertirse -con suerte, pues en ocasiones desaparece sin más- en un número…

Anuncios

Un comentario el “Breve anotación sobre el existencialismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s