Animal afectivo


Dice Unamuno:

La filosofía responde a la necesidad de formarnos una concepción unitaria y total del mundo y de la vida, y como consecuencia de esa concepción, un sentimiento que engendre una actitud íntima y hasta una acción. Pero resulta que ese sentimiento, en vez de ser consecuencia de aquella concepción, es causa de ella. Nuestra filosofía, esto es, nuestro modo de comprender o de no comprender el mundo y la vida, brota de nuestro sentimiento respecto a la vida misma. Y esta, como todo lo afectivo, tiene raíces subconscientes, inconscientes tal vez.

No suelen ser nuestras ideas las que nos hacen optimistas o pesimistas, sino que es nuestro optimismo o nuestro pesimismo, de origen filosófico o patológico quizá, tanto el uno como el otro, el que hace nuestras ideas.

El hombre, dicen, es un animal racional. No sé por qué no se haya dicho que es un animal afectivo o sentimental. Y acaso lo que de los demás animales le diferencia sea más el sentimiento que no la razón. Más veces he visto razonar a un gato que no reír o llorar. Acaso llore o ría por dentro, pero por dentro acaso también el cangrejo resuelva ecuaciones de segundo grado.

[Del Sentimiento Trágico de la Vida]

Anuncios

3 comentarios el “Animal afectivo

  1. Hola Rayco.

    Coincido con Unamuno en que aquél que dijo que el ser humano era un ser racional se equivocaba. De los seis millones de años -aproximadamente- que lleva de existencia sobre La Tierra, sólo durante los últimos veinte mil posee raciocinio el hombre, y tampoco es que se pueda decir que demasiado bien empleado, mas sí que es cierto que a lo largo de todo ese trecho, desde el principio hasta el presente, nos acompañan los sentimientos.

    Saludos.

    Siempre interesante tu blog.

    • Rayco JHR dice:

      Y en ese instante de 20mil años se ha elevado la razón a lo más alto. Pero para algunos como Chestov o Unamuno, o el protagonista de “Memorias del subsuelo”, de manera perversa.

      Muchas gracias por comentar.

      Un saludo Kevin.

  2. El hombre, varón y mujer, se podría definir como un cuerpo dotado de inteligencia, voluntad y afectividad que está en búsqueda de la verdad, la bondad y el amor. La unión armónica de las tres dimensiones de ser humano en cuanto que es persona nos permiten vislumbrar al hombre, varón y mujer, virtuoso. Pero la experiencia nos confirma que, en todo ser humano, unas veces impera la inteligencia, las menos, otras la voluntad y la mayoría de las veces la afectividad y ls sentimientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s