Filosofía sentimental, de Frédéric Schiffter


Título: Filosofía Sentimental

Autor: Frédéric Schiffter

Editorial: 451 Editores

Páginas: 149

Precio: 17€ aprox.

ISBN: 9788492891122

En una de mis últimas visitas a Lemus, una portada y un título llamaron mi atención. El título evocaba ingenuidad, cursilería, y representaba uno de los males que se ha apoderado en los últimos años de las publicaciones en el terreno de la filosofía. Ese mal por el que cualquiera escribe sobre cualquier cosa. Entonces lo agaré y lo abrí dispuesto a descargar mi ira sobra él. Pero la frase con la que empezaba era de Cioran. Súbitamente, la imagen de portada cobró así sentido y el título ya no evocaba cursilería ni ingenuidad.

«Quiere la desgracia que una vez que se llega a lúcido se vaya siéndolo cada vez más: no existe medio alguno de hacer trampas o de retroceder» Cioran

Dirán ustedes que este cambio de percepción no atiende a razones, o mejor, que no es racional sino impulsivo. Precisamente esto viene a resaltar Frédéric Schiffter. Y yo añado que, aunque la filosofía sea esclava de la razón, surge siempre de ese φίλος, y por tanto no se puede escamotear su componente -y fundamento, diría yo- pasional.

En una serie de diez capítulos viene Schiffter a reflexionar, en cada uno de ellos, entorno a una frase o pensamiento contenido en una sentencia de distinta autoría. No es casual,a  raíz de lo dicho, que entre las reflexiones se cuelen a propósito autores como Montaigne, Pascal, Nietzsche, Schopenhauer o Proust. Hay un rechazo en esta manera de pasear el pensamiento a todo sistema que trata de totalizar el mundo y su contingencia, que intenta neutralizar toda contradicción.

A Schiffter le percibo como un continuador del pensamiento trágico o pensamiento del absurdo de Camus o Rensi. Pero da un paso al frente, distinguiéndose de ambos al dejar fluir toda reflexión entorno a la persona que reflexiona. Por eso nos recuerda, citando a Ortega que «la vida es la de cada cual […] Por eso solo se puede hablar del hombre y de la vida si se habla desde dentro. Si queremos hablar en serio del hombre, solo puede hacerse desde dentro, desde el dentro propio, y, por tanto, solo se puede hablar de sí mismo». O, siguiendo a Wittgenstein: «Porque la vida […] es lo que le ocurre a un humano y, por eso mismo, constituye para ese humano el único tema filosófico digno de ese nombre».

Dentro de este personalismo filosófico entroncado en el pensamiento trágico, y como no puede ser de otra manera, hallamos el tema de la muerte. En el caso de Schiffter, la de su padre cuando era niño. «…La experiencia dolorosa de la pérdida pone de manifiesto una cruel realidad, a saber, que la vida humana solo es un fenómeno entre otros destinado al azar y a la muerte, o sea al khaos». Y de la tragedia a la filosofía: «De modo que no era la filosofía lo que le enseñaba a morir, sino la proximidad de la muerte lo que le enseñaba a filosofar».

Así, página tras página, Schiffter va retratándo un pensamiento a la luz de otros pensadores y que no puede ser otro que aquel que surge de los sentimientos que se desprenden de la experiencia propia, una experiencia siempre contingente; siempre trágica.

Anuncios

2 comentarios el “Filosofía sentimental, de Frédéric Schiffter

  1. ian dice:

    ¡Por favor, digitalízalo! No lo consigo por ningún lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s