Tiempos de revolución


Contemplo con tristeza y cierta vergüenza ajena cómo se esgrime a Occidente como modelo. Pero lo que es verdaderamente alarmante no es que otros pueblos se fijen en Occidente y lo eleven a role model, sino que Occidente mismo pretenda ser el modelo de otros pueblos. Se impone una tiranía, la de un modelo, una cultura, un pensamiento… únicos. Veo con buenos ojos la revolución; pero no es revolución cuando se lucha por alcanzar un modelo ya imperante (occidente). Imperante no significa más que aquello que se alza sobre el resto, acallándolo, apocándolo… aniquilándolo; tal y como hace cualquier Imperio. Occidente debe quedarse completamente al margen; y el pueblo musulmán, así como cualquier otro que pretenda levantar una revolución, debe reflexionar muy seria y detenidamente hacia dónde quiere encaminarse: si decide por un lado salir de una sumisión para entrar en otra, la del Imperio occidental, o si por el contrario decide optar por un nuevo camino, inexplorado, que les lleve más allá de cualquier sumisión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s